Seguridad
Ciberseguridad
Amenazas
cibercrimen

La INTERPOL se refuerza contra el cibercrimen y por la protección del dato

La organización ha intensificado su colaboración con Fortinet a través de un acuerdo para compartir información de amenazas.

ciberseguridad

En el panorama global de criminalidad, la ciberdelincuencia está ganando enteros. El negocio del cibercrimen mueve miles de millones de dólares al año, cifras que no paran de crecer, y los principales organismos encargados de la protección de los ciudadanos son bien conscientes de ello. Como una de las más importantes, la INTERPOL tiene en los delitos en la red una de sus áreas de trabajo principales. Ahora, su desempeño en este terreno recibe nuevos apoyos.

La INTERPOL ha firmado un acuerdo con la compañía de ciberseguridad Fortinet para compartir información sobre posibles amenazas online, una acción con la que se formaliza una relación de cerca de dos años. La colaboración entre la organización transnacional y la empresa se encamina a la lucha activa contra el cibercrimen y los riesgos en privacidad, de tal forma que los informes generados por el equipo de investigación de FortiGuard Labs se ponga a disposición de los agentes de la ley. 

Este acuerdo se canaliza a través del programa en cibercrimen del INTERPOL Global Complex for Innovation, el IGCI, situado en Singapur. Aquí se integrará un especialista en inteligencia de amenazas de Fortinet de tal modo que pueda aportar un grado experto de asesoramiento sobre cómo procesar la información compartida para evitar riesgos y ataques. El IGCI, inaugurado en 2014, es la punta de lanza de los esfuerzos de la INTERPOL contra el crimen online, un centro de investigación y desarrollo de última generación en el que trabajan expertos del organismo supranacional con actores del sector privado. 

La compañía pasará también a participar en las sesiones informativas operacionales de la organización. Esto supone un nuevo paso en el marco de colaboración que Fortinet y la INTERPOL llevaban manteniendo en los últimos dos años, el tiempo en el que la compañía de ciberseguridad ha estado participando en un grupo de trabajo de expertos sobre inteligencia en la red. Esta relación, en la que se encuadran otros agentes del sector de la ciberseguridad, ha permitido en el pasado descubrir diferentes amenazas online, como grupos dedicados al fraude o webs maliciosas. 

Fortinet colabora en distintas iniciativas con otras compañías y organismos para mejorar la ciberseguridad a nivel global, como la Cyber Threat Alliance o CTA, o la Industry Cyber Partnership de la OTAN.